Deportes    Viernes 5 de Julio de 2013

Por Ariel Giuliani, desde Londres.-

Un torneo que mueve millones y apuesta al futuro

Por: Ariel Giuliani
El superávit de 2012 fue de 53.476.367 dólares.

(Desde Londres.-) La organización de Wimbledon va mucho más allá de lo que al tenis respecta y la economía es una arista fundamental en este torneo. Desde la ayuda económica a la Asociación Británica y a la caridad, el Grand Slam inglés mueve millones que son destinados al futuro.

Algunos números son celosamente guardados y no son publicados hasta mucho tiempo después de finalizado el campeonato. Cualquier tipo de pregunta relacionada a la cantidad de dinero invertido, generado o de ganancia que un periodista pueda realizar, la respuesta será que sólo la Lawn Tennis Association conoce esas cifras y que no se dan a conocer.

Pero para solventar esta falta de información "clasificada", casi como si de inteligencia militar se tratara, un año después del último torneo se publica las ganancias totales de la edición.

Basta informar, por ejemplo, que el superávit de 2012 fue de 53.476.367 dólares según los últimos valores de mercado de ayer.

De acuerdo a un dossier armado especialmente para los medios acreditados, todas las ediciones del tercer Grand Slam de la temporada dieron ganancias, a excepción de tres: no hay detalles de 1877 y 1878, las dos primeras, y en 1895 hubo u$s 50 de pérdida.

Con fluctuaciones a lo largo de los años, siempre se fue incrementando los beneficios, aunque claro está que hubo temporadas en que las diferencias fueron menores, como fue el caso de 1931, cuando luego de la Gran Depresión de EEUU hubo casi diez mil libras menos de ganancia que uno año antes.

En 1968 de produjo la profesionalización del tenis, y consecuentemente Wimbledon por primera vez le pagó al campeón, con premios que ascendían a más de u$s 38 mil. En 1967 las ganancias superaron ligeramente las u$s 90 mil, pero sólo una año después cayeron a u$s 55 mil. Para 1970 treparon hasta u$s 105 mil.

Fue en 1981 cuando el torneo más importante del mundo superó por primera vez el millón en moneda inglesa, casi triplicando el beneficio de la temporada anterior.

Al hablar de los premios entregados hay que destacar que este año la organización de Wimbledon entregará más de u$s 33 millones. Los campeones individuales de varones y mujeres recibirán u$s 2,4 M cada uno, mientras que en dobles serán u$s 450 mil. Además, quienes obtengan el cetro en el dobles mixtos se llevarán u$s 138 mil. Sumados a los premios de las qualys, el torneo de tenis en silla de ruedas y los campeonatos de leyendas, el aumento total respecto a 2012 fue de un 40%.

Pero las ganancias de Wimbledon no se quedan en meros números. El sentido de los beneficios es ayudar a la LTA a construir el tenis británico. Por eso, en diciembre de 2008, la asociación junto con el All England Lawnt Tennis and Croquet Club acordaron que el 90% de las ganancias del torneo serán para la LTA al menos hasta 2053.

La sociedad entre ambas entidades no termina allí. El valor monetario del club se encuentra bajo cientos de llaves para asegurarlo, pero sí se dio a conocer que la mitad del predio pertenece a la Lawn Tennis Associationn y la otra a la dirigencia del AELTC, aunque próximamente el club adquirirá la totalidad.

El fin último es beneficiar el programa Iniciativa del Tenis Juvenil de Wimbledon, gracias al cual 140 mil chicos de Gran Bretaña pueden jugar al tenis y crear así un inmenso semillero.

Por otra parte, la organización también ideó un sistema por el cual se venden entradas anticipadas y ayuda a recaudar una enorme cantidad de dinero para invertir a futuro. El Wimbledon Debenture le permite a sus compradores adquirir éstos títulos y asegurar un asiento en la Cancha Central o en el Court 1 durante todo el torneo o por cinco años.

Estos tickets se pueden comprar o vender a través de un mercado oficial y cualquier variación en el precio se publica en el prestigioso Financial Times de Londres el primer sábado de cada mes.

El último período vendido para el Centre Court fue para 2011-2015, y cada uno costaba 42 mil dólares. Tras la venta, se recaudaron casi u$s 90 millones. Además, para el estadio 1 se vendieron mil tickets (2012-2016) a u$s 20,40, recaudando más de u$s 16 millones.

Finalmente, una buena parte de la recaudación final llega de la venta de entradas. El predio admite casi 40 mil personas, de las cuales 15 mil pueden entrar en el estadio principal y poco más de diez mil en el número 1. El resto, tiene acceso a las diferentes canchas que no poseen asientos reservables.

Comprar un ticket para aquellos estadios que no tienen capacidad para albergar gente, cuesta u$s 30 el primer día antes de las 5 de la tarde, y u$s 20 después de ese horario. Para el último domingo, la entrada cuesta sólo doce dólares.

De acuerdo a la jornada, el acceso a la Cancha Central irá desde u$s 68 el día inicial a u$s 195 para la final. En consecuencia, por ser el sitio de la definición masculina, el Centre Court es el único de los estadio que aumenta sus precios conforme pasan los días.

En los próximos años comenzará el Wimbledon Master Plan, un proyecto paulatino para remodelar todo el predio. Una de las modificaciones más importantes será el techado del Court 1.

Comentarios




adultos  Barcelona  Copa del Rey  dow jones  educación  europa  Fútbol  ibex  materias  Messi  plan fines  primarios  secundario  Sileoni  wall street 
Grupo ámbito ámbito financiero ambito.com Docsalud El Tribuno Premium Al Rugby El Ciudadano Buenos Aires Herald Management Herald
  1. Ambito.com
  1.  
  1.  
  2.  
  1. Edición N°4918 - Director Orlando Mario Vignatti - Publicación propiedad de NEFIR S.A. - Tel: 4349-1500 - int.452 - Paseo Colón 1196, (C1063ACY) CABA
    Copyright © 2008 Ambito.com - RNPI Nº 5099331 - Issn 1852 9232 - Todos los derechos reservados. - Términos y condiciones de uso
    IAB
    Comscore
Ir al inicio